Felices Fiestas !!! JO Jo jO jo

En los comienzos

 

25 de Diciembre y las fiestas paganas

El día de Navidad es el 25 de diciembre, cuando se conmemora el Nacimiento de Jesucristo en Belén según los evangelios de San Mateo y San Lucas. Después de la Pascua de Resurrección es la fiesta más importante del año eclesiástico.

Como los evangelios no mencionan fechas, no es seguro que Jesús naciera ese día. De hecho, el día de Navidad no fue oficialmente reconocido hasta el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad.

De esta manera seguía la política de la Iglesia primitiva de absorber en lugar de reprimir los ritos paganos existentes, que desde los primeros tiempos habían celebrado el solsticio de invierno y la llegada de la primavera.

La fiesta pagana más estrechamente asociada con la nueva Navidad era el Saturnal romano, el 19 de diciembre, en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones y banquetes.

Al mismo tiempo, se celebraba en el Norte de Europa una fiesta de invierno similar, conocida como Yule, en la que se quemaban grandes troncos adornados con ramas y cintas en honor de los dioses para conseguir que el Sol brillara con más fuerza.

Edad Media,
nacimientos y villancicos

Una vez incorporados estos elementos, la Iglesia añadió posteriormente en la Edad Media el nacimiento y los villancicos a sus costumbres. En esta época, los banquetes eran el punto culminante de las celebraciones. Todo esto tuvo un abrupto final en Gran Bretaña cuando, en 1552, los puritanos prohibieron la Navidad. Aunque la Navidad volvió a Inglaterra en 1660 con Carlos II, los rituales desaparecieron hasta la época victoriana.

Siglo XIX,
árbol y postales de Navidad

La Navidad, tal como la conocemos hoy, es una creación del siglo XIX. El árbol de navidad, originario de zonas germanas, se extendió por otras áreas de Europa y América. Los villancicos fueron recuperados y se compusieron muchos nuevos (la costumbre de cantar villancicos, aunque de antiguos orígenes, procede fundamentalmente del siglo XIX). Las tarjetas de navidad no empezaron a utilizarse hasta la década de 1870, aunque la primera de ellas se imprimió en Londres en 1846.

Santa Claus y
el Espíritu de Navidad

La familiar imagen de Santa Claus, con el trineo, los renos y las bolsas con juguetes, es una invención estadounidense de estos años, aunque la leyenda de Papá Noel sea antigua y compleja, y proceda en parte de San Nicolás y una jovial figura medieval, el espíritu de navidad. En Rusia lleva tradicionalmente un cochinillo rosa bajo el brazo.
Navidad
hoy día

Actualmente, la Navidad es tiempo de gran actividad comercial e intercambio de regalos, reuniones y comidas familiares.
En Occidente se celebra la Misa del gallo en iglesias y catedrales. En los países de América Latina, de arraigada tradición católica, se celebra especialmente la Nochebuena (24 de diciembre) con una cena familiar para la que se elaboran una diversidad de platos, postres y bebidas tradicionales.

También se acostumbra asistir a la Misa del gallo y celebrar con cohetes y fuegos artificiales.

Fuente: http://www.navidadlatina.com/historia/


En las enciclopedias.

La palabra "navidad" es una contracción de "natividad", que significa natalicio. Esta fiesta hizo su aparición en la Iglesia Católica y de allí se extendió al protestantismo y al resto del mundo.

Ahora bien, de donde la recibió la Iglesia Católica? No fue de las enseñanzas del Nuevo Testamento. No fue de la Biblia ni de los apóstoles quienes habían sido instruidos personalmente por Jesucristo. La Navidad se introdujo en la Iglesia durante el siglo cuarto, proveniente del paganismo.

Puesto que la celebración de la Navidad fue introducida en el mundo por la Iglesia Católica Romana y no tiene otra autoridad que la de ella misma, veamos lo que dice al respecto la Enciclopedia Católica (edicion de 1911): "La Navidad no estaba incluida entre las primeras festividades de la Iglesia... los
primeros indicios de ella provienen de Egipto... Las costumbres paganas relacionadas con el principio de enero se centraron en la fiesta de la Navidad.

En la misma enciclopedia, bajo "Día Natal", encontramos que Orígenes, uno de los padres de la Iglesia, reconoció la siguiente verdad: "...No vemos en
las Escrituras que nadie haya guardado una fiesta ni celebrado un gran banquete el día de su natalicio. Solo los pecadores (como Faaraon y Herodes) celebraban con gran regocijo el día en que nacieron en este mundo". 

La Encyclopedia Británica, edicion de 1946, dice:  "La Navidad no se contaba entre las antiguas festividades de la Iglesia... " No fue instituida por Jesucristo ni por los apóstoles, ni por autoridad bíblica. Fue tomada más tarde del paganismo.

La Enciclopedia Americana, edición 1944, dice: "La Navidad... de acuerdo con muchas autoridades no se celebró en los primeros siglos de la Iglesia Cristiana, ya que la costumbre del cristianismo en general era celebrar no el natalicio sino la muerte de personas importantes. La Pascua, instituida por
autoridad bíblica en el Nuevo Testamento, es una conmemoración de la muerte de Cristo. En el siglo quinto, la Iglesia Occidental dio orden de que fuese celebrada para siempre, en el mismo día de la antigua festividad romana en honor del nacimiento del sol, ya que no se conocía la fecha exacta del nacimiento de Cristo".

Estas autoridades históricas demuestran que durante los primeros dos o tres siglos de nuestra era, los cristianos no celebraban la Navidad. Esta fiesta fue introducida en la Iglesia Romana en el siglo cuarto de nuestra era y no fue hasta el siglo quinto que la establecieron oficialmente como fiesta cristiana.

Cualquier enciclopedia u otra autoridad nos puede confirmar el hecho de que Cristo no nació un 25 de diciembre. La enciclopedia Católica lo dice claramente.

La fecha exacta del nacimiento de Jesucristo es totalmente desconocida. Las sagradas escrituras no revelan este acontecimiento.

La nueva enciclopedia de conocimiento religioso, de Schaff-Herzog, lo explica claramente en su artículo sobre la Navidad: "No puede determinarse con precisión hasta que punto la fecha de de esta festividad dependió de la pagana Brumalia (25 de diciembre), que seguía a la Saturnalia (17-24) de diciembre y conmemoraba el día más corto del año y el nuevo sol.

Para más referencias podrías recopilar más datos en la Enciclopedia Británica, edición 11, volumen 19, páginas 648-649 acerca del origen de San Nicolás. También en Biblioteca Sacra, volumen 12, páginas 153-155 referente a la tradición de intercambio de regalos, característico de la Saturnalia.

Fuente: http://www.navidadlatina.com/historia/


En Chile

 

La figura popular aparece hacia 1905 en registros y ya estaba perfectamente presente en la sociedad chilena a principios de la década en que, supuestamente, la compañía de gaseosas difundió por el mundo la imagen del personaje navideño. Recurrimos, por ejemplo, a las fotografías del archivo de Chilectra donde aparece un "Viejo Pascuero" en plena Plaza de Armas, durante la Navidad de 1930.

Nos hemos propuesto, ahora, rastrear la imagen del "Viejo Pascuero" en la publicidad de la prensa de la época, para poder precisar así cómo y cuándo entra el personaje a nuestros referentes culturales, para completar el estudio que comenzó con la demostración de que no ingresó a nuestro conocimiento popular a través de la Coca-Cola, como hemos dicho.

Para esto, partimos con una referencia bastante concreta aparecida en una pequeña y fugaz nota del diario "El Mercurio" del 19 de diciembre de 1905, diciendo:

"Un bazar alemán está mostrando la novedosa figura de Santa Claus y del árbol de Navidad".

Con este antecedente a la vista, revisamos afanosamente los archivos microfilmados de la prensa chilena, disponibles en la Biblioteca Nacional, en todos los meses de diciembre entre los años 1900 y 1915. Nuestro objetivo era establecer exactamente el momento donde aparece el "Viejo Pascuero" y el contexto en que lo hace. Aunque hemos repasado varios otros medios de la época, nos parece que la atención merece ser concentrada principalmente en el diario "El Mercurio" de Santiago no sólo por la referencia anterior, sino por el valor periodístico y publicitario que tenía a principios del siglo XX este diario.

Así eran los avisos de las exposiciones de juguetes de Navidad a principios del siglo XX, el 9 de diciembre de 1902. En lugar de "Viejos Pascueros", incluían niños, juguetes o muñecos. Nótese que también presenta como novedad el pino navideño ("árbol de Pascua").

El mismo esquema y los mismos motivos gráficos se observan en el aviso de la "Casa Pra" del 14 de diciembre de 1902.
En la Navidad de 1903, la gráfica general anterior seguía siendo la utilizada por la mayoría de las grandes casas comerciales para publicitarse, como se observa en este otro aviso de la "Casa Pra".

Lo primero que podemos establecer con seguridad, es que el "bazar alemán" al que se refiere la breve reseña, fue la alguna vez famosa Juguetería de los Hermanos Krauss, ubicada en aquellos años en el cruce de las calles Ahumada con Moneda, pleno centro comercial de Santiago. Después se cambió a Puente con Catedral, en un hermoso edificio junto a la Plaza de Armas que, por desgracia, fue demolido a inicios de los años ochentas.

La historia es más o menos como sigue: A principios de siglo, era común que las casas comerciales de Santiago y Valparaíso realizaran grandes y coloridas exposiciones durante la época de Navidad, con juguetes y regalos novedosos que tentaban la ambición de los niños y estimulaban la compra por parte de sus padres. Dentro de estas promociones en torno a ferias y exposiciones, hizo debutar en Chile un personaje que la sociedad comenzaría a llamar como el "Viejito Pascuero", pues en Chile se habla desde antaño de la Pascua de Navidad para referirse a este período de fiestas (o Pascua a secas, más corrientemente).

Fiel a los orígenes de las influencias teutonas en la tradición de la Navidad, el Bazar Krauss se promovió a través de este personaje sólo bien reconocible, quizás, para los inmigrantes europeos: un viejo barbón, de raza blanca, pelo cano, algo obeso y que regalaba juguetes a los niños.

Nos parece claro que es por influencia del comercio alemán en Santiago que nos llega la figura de este personaje y no desde otra vertiente, ya que otras conocidas casas ligadas inmigrantes franceses o sus descendientes, como la "Casa Francesa" o la "Casa Pra", no muestran publicidad alusiva a Santa Claus sino hasta varios años después de haber comenzado a hacerlo el Bazar Krauss. Esta impresión es verosímil con el registro histórico del personaje de Santa Claus, profundamente influido por antiguas tradiciones nórdico-germánicas, desde donde pasó al resto de Europa y, desde allí, al mundo entero. Suponemos que el "Viejo Pascuero", entonces, ya estaba en el conocimiento y la tradición traída por los inmigrantes alemanes venidos a Chile desde el siglo XIX, pero la popularización que puede visualizarse en los medios de comunicación nacionales, está relacionada con la publicidad y el comercio a que nos referimos.

Los avisos publicitarios más antiguos del Bazar Alemán donde pudimos encontrar al "Viejo Pascuero" o Santa Claus, datan de 1903. Hasta 1902 y todavía unos años después, las demás casas comerciales se habían publicitado siempre aludiendo a la Navidad con ilustraciones de niños, payasitos, muñecas, ángeles y juguetes.

Es entonces cuando irrumpe en el mercado el Bazar Krauss y comienza a anunciar sus propias exposiciones de juguetes con un aviso donde se observa un primitivo Papá Noel, representado como viejo barbado, pero vestido con una especie de túnica gruesa, un bastón y un gorrito como de estilo napoleónico. Trae a sus espaldas un gran saco de juguetes y un pino navideño, mientras los niños le rodean. Aunque nos parece que este último elemento, el árbol de Navidad, ya era conocido en Chile desde antes, bien puede ser que esta publicidad con penetración del "Viejo Pascuero" incluida, haya afianzado con mayor profundidad la tradición de los pinos.

Recordemos que el personaje no sólo aparecía en la publicidad impresa, sino que era representado también por actores en el propio edificio del bazar, caracterización que, según veremos, comenzó a ser imitada en otras casas comerciales. Seguramente, de ahí fue que la sociedad santiaguina, ignorante de la existencia de San Nicolás, Santa Claus o Papá Noel, prefirió llamarle "Viejo Pascuero", hasta hoy.

Éste es el primer aviso de la prensa donde hemos encontrado publicidad con el personaje del "Viejito Pascuero" o Santa Claus. Pertenece al Bazar Krauss y apareció en las ediciones del diario "El Mercurio" de los días 19, 20 y 21 de diciembre de 1903.

Fuente: http://www.urbatorium.blogspot.com/2009/12/navidad-y-publicidad-los-origenes-del.html